La Vida de Kira y Cosas de Gatos

7 de julio de 2017

ME GUSTA MI GATO


2 de junio de 2017

DE VACACIONES, ¿TODOS JUNTOS?


El verano ya está aquí y con él las vacaciones estivales, la época de disfrute de nuestro tiempo libre por excelencia. Pero quienes tenemos gato sabemos que no es tan sencillo como coger la maleta e iniciar un viaje a la aventura, sino que debemos tener en cuenta ciertos detalles que son diferentes si decidimos llevarlo con nosotros o dejarlo al cuidado de otra persona. Estas son algunas de las claves que debes tener en cuenta.
Si lo dejas al cuidado de otra persona
1.Normalmente el hogar es el mejor lugar para dejar a nuestro gato durante nuestra ausencia porque no sale de su entorno habitual, pero necesita supervisión constante por parte de alguien de confianza, quien debe vigilar que siempre tenga agua, no le falte comida, mantenga limpia su arena higiénica y pueda estar con él un tiempo para reducir la sensación de soledad.
2. Además de tu teléfono, esta persona debe tener los datos de tu veterinario. Así, en caso de necesidad podrá actuar rápidamente.
3. Si no cuentas con nadie que pueda atender a tu gato durante las vacaciones estivales, siempre puedes dejarlo en una residencia para mascotas. Algunas de ellas están especializadas en el gato y están gestionadas por verdaderos profesionales. Esta también es una muy buena decisión si tu gato está tomando algún tratamiento veterinario, ya que ellos se encargarán de seguirlo rigurosamente.
Si te lo llevas de vacaciones
1. Prepara con antelación el equipamiento de tu gato, que debe contener su alimentación habitual para evitar cambios bruscos, su cartilla sanitaria con todas las vacunas al día y su número de identificación, recipientes para ponerle comida y agua, además de alguna toalla o bayeta absorbente.
2. Si haces el viaje en tu coche, tu gato no debe ir suelto en el habitáculo, y mucho menos en el maletero, sino alojado en su transportín. Esto lo exige la Dirección General de Tráfico, pero también a él le protegerá ir seguro en caso de accidente. El mejor sitio para colocar el transportín es en el suelo, justo detrás del asiento del copiloto.
3. Si tu gato se marea o se pone muy nervioso en el coche, seguro que tu veterinario te indicará las medidas debes tomar, por ejemplo, recetarte un medicamento que reduzca los efectos del mareo o lo mantenga relajado y que no coma inmediatamente antes de emprender el viaje.
Con mucha frecuencia, el gato se estresa con los cambios, por lo que consulta con tu veterinario si le puede venir bien adaptar su alimentación durante las vacaciones fuera de su entorno habitual. Para ello dispones del alimento Calm de Royal Canin.
4. Es habitual hacer alguna parada en trayectos largos, momento que puedes aprovechar para darle agua. Eso sí, nunca lo saques del transportín sin asegurarte que no puede salir del coche.
5. Recuerda no dejar a tu gato dentro del coche, solo, mientras tú estás relajándote, corres el riesgo de que sufra un golpe de calor, que en casos graves resulta letal.
6. Cuando viajes en transporte público, asegúrate de que la compañía admite mascotas y consulta en qué condiciones deben hacerlo. Determinadas empresas no las admiten o, si lo hacen, deben viajar en el “maletero”, lo que probablemente no sea la mejor manera de viajar para nuestra mascota.
7. Busca un veterinario en el lugar de destino. Estamos seguros de que no lo necesitarás, pero en caso de urgencia no perderás tiempo buscando uno.
8. Si te alojas en un hotel, no tenemos que recordarte la necesidad de consultar si admiten animales de compañía, aunque esto también debes hacerlo si has alquilado una vivienda.
9. En caso de que seas uno de esos propietarios que no tienen identificado a su gato con el correspondiente microchip, este es un buen momento para cambiar de opinión; con el viaje aumenta el riesgo de que se pierda.
10. No dejes a la suerte la localización de lugares que permitan acceso a mascotas. Nuestro consejo: Mascotas Bienvenidas, de Royal Canin, donde encontrarás establecimientos y lugares de todo tipo donde puedes acceder con tu mascota. También puedes localizar residencias donde dejar a tu gato, si lo necesitas.

26 de mayo de 2017

Heces blandas en gatos


Escrito por Barb Nefer Traducido por Maria Gloria Garcia Menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Heces blandas en gatos
Heces blandas en gatos. (Photo: sxc.hu (Pintaric))
Hay más de 64 millones de gatos en Estados Unidos que se mantienen como mascotas. Son compañeros amorosos, pero requieren una atención regular para mantenerlos sanos y felices. A veces el gato presenta síntomas como heces sueltas que pueden indicar un problema o una enfermedad más grave. Si tu gato tiene las heces sueltas, podrías ser capaz de reducir la causa y cuidar de él. Si no, tu gato podría necesitar atención médica.

Definición

Un gato sano debe tener las heces sólidas que salen en pedazos formados. Cuando las heces son suaves y blandas en lugar de estar correctamente formadas, el gato se considera tener heces sueltas. Este problema suele ir acompañado de un olor desagradable.

Causas

Hay muchas causas comunes de heces blandas en los gatos. Cuando un gato come cosas que no debería o no tolera los alimentos que recibe, sus heces pueden ser fofas. Los parásitos intestinales, el estrés y ciertas enfermedades también pueden causar que las heces sean sueltas.
Periodo de tiempo
Si tu gato sólo tiene las heces sueltas a veces intermitentes, podrías ser capaz de identificar una causa dietética. Por ejemplo, si alimentas con alimentación humana al gato y tiene un problema cada vez que haces esto, la causa es obvia. Si tu gato sale a la calle y tiene las heces sueltas ocasionales cuando vuelve, podría estar comiendo algo cuando está fuera. Si ha habido un evento estresante como un traslado doméstico, las heces sueltas pueden ser una reacción situacional que se resolverá cuando las cosas vuelvan a la normalidad. Si el problema es continuo y no está vinculado a ciertos eventos, es probable esté causada por parásitos o alguna otra enfermedad de salud como la enfermedad inflamatoria intestinal.

Remedio casero

Como las heces sueltas en los gatos tienen a menudo una causa dietética, controlar la dieta de tu felino y añadir un suplemento de fibra de psyllium a las mascotas. Si sus heces sueltas están siendo causadas por intolerancia alimentaria o demasiada comida de la mesa, estos pasos deben resolver el problema. También puedes añadir probióticos en la dieta de tu gato. Esto promoverá la buena salud intestinal.

Tratamiento veterinario

Si no puedes curar las heces sueltas de tu gato con una dieta controlada, suplemento de fibra o probióticos, debes llevarlo al veterinario que buscará gusanos u otras causas médicas. El veterinario puede determinar la causa con un examen y análisis y prescribir el tratamiento adecuado.

13 de mayo de 2017

5 errores comunes sobre los gatos


5 errores comunes sobre los gatos


Totalmente fascinantes, envueltos en un aura de misterio, independientes y la vez mimosos, los gatos nos atraen porque parece que nunca llegamos a conocerlos bien del todo, y fundamentalmente porque solemos comparar su comportamiento y hábitos con otra mascota tan popular como el perro. Repasemos los 5 mitos más extendidos sobre ellos.
1. Aman la soledad Aunque saben valérselas por sí mismos, y es cierto que les gusta pasar tiempo a solas, los gatos son mascotas sociables que aprecian la compañía, tanto de su amigo “humano” como de sus congéneres. Debidamente socializados pueden crear vínculos con animales de otra especie, como los perros. Les gusta el juego y que les prestemos atención, sobre todo si tienen una relación estrecha con su dueño o con su familia desde pequeños, aunque, eso sí, aprecian que se respeten sus rutinas y su “territorio”.
2. Les encanta la leche de vaca¡Cuidado! Los gatos no tienen lactasa, la enzima que descompone la lactosa –azúcar– que contiene la leche de vaca. Por tanto, darle leche de vaca a un gato puede provocarle severos problemas gastrointestinales. Los gatitos deben tomar una leche maternizada especialmente formulada para ellos, no la leche de vaca u oveja que tomamos los humanos.
3. No se les puede enseñar cosas (como a los perros)Como a los perros no, porque no son perros. Los gatos no necesitan órdenes ni “obedecer” a un líder humano. El perro es un animal social que vive en un clan jerarquizado donde existen grados de sumisión y tareas para cada individuo y, por el contrario, el gato “salvaje” es un animal solitario que solo se relaciona con sus congéneres para reproducirse y criar sus gatitos, con lo cual no necesita complacer a nadie, que es lo que el perro hace por naturaleza
Pero los gatos son animales muy inteligentes y perfectamente capaces de aprender habilidades y educarse. Comprendiendo su naturaleza, el el carácter propio de cada individuo, y sabiendo que los gatos aprenden aquello que les procura una sensación agradable o alguna recompensa, los gatos aprenden por familiarización, observación e imitación.
4. Siempre caen “de pie”No siempre. Esto depende mucho de la altura desde la que caigan. Si tienen tiempo de darse la vuelta sobre sí mismos, aterrizarán “de pie”. Si se precipitan desde una altura baja, es posible que no les dé tiempo de hacer esto y pueden caer sobre su cuerpo, lastimándose. Esta habilidad de girar sobre sí mismos para caer de pie la van adquiriendo durante sus primeras semanas de vida.
 5. No se puede confiar en ellosExiste la creencia de que los gatos son “traicioneros” y un poco ariscos, pero hay que considerar que el gato tiene su propio sistema de jerarquía, y que es el propietario el que debe procurar establecer un vínculo afectivo y de sociabilidad con su gato, tratándolo con afecto y pasando tiempo con él. Por supuesto, hay muchísimos gatos extremadamente sociables y afectuosos.

5 de abril de 2017

Protege a tu gato de enfermedades, alergias y parásitos


La primavera ya está aquí; con ella llegan el sol, los campos verdes y… algún visitante no deseado.
Protege a tu gato de enfermedades, alergias y parásitos habituales ahora que empieza el buen tiempo.
Parásitos externos
Aunque pueden ser una molestia en cualquier época del año, con el calor es normal que nuestro gato salga más al exterior a jugar en la hierba y a interactuar con otros animales.
Por eso, puede coger con mayor facilidad de pulgas, garrapatas y tiña.
  • Pulgas: no podrá dejar de rascarse y se lamerá con mayor intensidad, lo que puede producir la inflamación de la piel por el rascado y una mayor ingestión de pelo. Además, no son pocos los casos de gatos que tienen alergia a la propia picadura de las pulgas. Por todo esto, si tu gato tiene estos “polizones”, tendrás que tratarle con productos adecuados para él. ¡Y no te olvides de su entorno! Especialmente donde duerme, ya que ahí puede haber huevos de pulgas y reinfestarse.
  • Garrapatas: si tu gato tiene acceso al exterior, fíjate en su cuello y orejas, ya que suelen adherirse en estas zonas a las que él no llega con facilidad mientras se asea. Aunque molestas, son fáciles de eliminar con tratamiento específico, pero no lo dejes estar, porque transmiten enfermedades muy graves.
  • Tiña: estos hongos microscópicos causan una afección dérmica muy resistente, extendida y contagiosa.
Alergias
Al igual que las personas, los gatos también pueden tener alergia: reacción inmunológica a una determinada sustancia que no resulta nociva para otros individuos. Hay muchas cosas comunes que pueden producirle alergia a nuestro amigo, como diferentes perfumes o productos de limpieza, diversos alimentos, además de otras causas específicas de la primavera. Entre dichas causas estacionales podemos destacar:
  • Polen de distintas plantas: en esta época del año es cuando más cantidad de polen existe en el ambiente. Si nuestro gato es alérgico, en primavera se acentuarán los síntomas. Además, si tiene acceso al exterior, tendrá más probabilidades de entrar en contacto con el polen al que resulte alérgico. Este tipo de alergias producidas por la inhalación de determinados elementos alérgenos pueden desembocar en lesiones en la piel y picor intenso. ¡No te descuides y pide consejo a tu veterinario lo antes posible!
  • Picaduras de pulga y productos antipulgas: como ya hemos comentado, las pulgas pueden ocasionar con su picadura una alergia en tu gato, irritando e inflamando su piel. Además, algunos productos antipulgas pueden causarle también reacción, por lo que te recomendamos que sigas las indicaciones del fabricante y del veterinario. También te recomendamos prevenir durante todo el año las picaduras, o bien con collares antiparasitarios o con pipetas.
¿Cómo saber si tu gato tiene alergia?
Hay muchos tipos de alergia y, por tanto, síntomas diferentes, por lo que debes fijarte especialmente si tiene muchos picores, enrojecimiento de la piel, le falta pelo, tiene la piel inflamada o si vomita o tiene diarrea. En estos casos, llévale al veterinario para que pueda hacerle las pruebas necesarias.
Es muy habitual que, si tu mascota tiene un tipo de alergia, sea también más sensible a otros alérgenos y enfermedades. ¿Quieres estar tranquilo ante la llegada del buen tiempo?
  • Fortaleciendo su sistema inmunitario con una alimentación rica en antioxidantes y ácidos grasos de la serie omega 3 podrás ayudar a sus defensas a mantener a raya determinados virus y bacterias.
  • Prestándole atención a su pelaje y comportamiento, podrás detectar a tiempo problemas fruto de una alergia y acudir a la consulta veterinaria para que, con el tratamiento adecuado, tu gato disfrute al máximo la primavera.

31 de marzo de 2017

Estudio revela que los gatos prefieren la compañía de los humanos a la comida


Posted: 30 Mar 2017 05:01 AM PDT
Estudio revela que los gatos prefieren la compañía de los humanos a la comida
Siempre se ha pensado que los gatos aparte de ser muy inteligentes, son limpios, no necesitan que se les saque a caminar como a los perros, y que son fundamentalmente egoístas con los seres humanos. SIn embargo, un nuevo estudio reivindica la posición de los gatos frente a nosotros.

Un nuevo estudio de científicos estadounidenses podría indicar que los gatos no son tan egocéntricos como parece, según informa The Telegraph. Los felinos no solamente disfrutan de la compañía humana, sino que la prefieren a otros placeres o incluso necesidades como, por ejemplo, la comida.


Investigadores de la Universidad Estatal de Oregón han comprobado que los gatos disfrutan del contacto con los humanos, tras realizar un experimento que consistió en someter a los animales a una serie de pruebas en situaciones diferentes. Los resultados fueron publicados en la revista Behavioral Processes.

Miembros del equipo investigador analizaron a 50 gatos de albergues y hogares de animales y les privaron de comida, contacto humano, olores y juguetes durante unas horas. Luego les sometieron a estímulos dentro de estas cuatro categorías para ver qué era lo que elegían. La mayoría de los felinos prefirieron la compañía humana ante cualquiera de las cuatro categorías.

Los autores del estudio explican: «Hemos constatado que el 50% de los gatos estudiados prefirieron la interacción con incentivo social a pesar de que tenían la opción de elegir entre la interacción con un ser humano y estímulos de las otras tres categorías».

2 de marzo de 2017

La enfermedad periodontal en gatos: 3 cosas que hay que saber


La enfermedad periodontal en gatos: 3 cosas que hay que saber
La presencia de problemas bucales que conllevan a una deficiente salud oral constituyen una de las dolencias más frecuentes en los gatos, ya que se estima que la enfermedad periodontal afecta a más de un 80 % de los gatos adultos. Se puede manifestar incluso en edades tempranas y su incidencia se incrementa de forma clara según avanza la edad del gato, (según muestra un estudio realizado en 2014 en Banfield Pet Hospital). Conocer qué la produce y cómo podemos prevenirla es importante ya que nos ayudará a favorecer la salud y el bienestar de nuestro gato.
1. ¿Qué es y cómo se desarrolla?También conocida como gingivitis, esta enfermedad engloba a todos aquellos procesos inflamatorios inducidos por la formación de placa en las piezas dentales que afectan a los tejidos circundantes.
La acumulación de placa en los dientes y la posterior calcificación de esta, provoca inflamación de las encías y posteriormente la destrucción del tejido periodontal (el que rodea el diente), dando como consecuencia final la pérdida de piezas dentales.
En el desarrollo de esta enfermedad se diferencian dos fases: la reversible (comienzo de formación de la placa, con una gingivitis aún leve) y la irreversible (en la que la placa y el sarro afectan ya a la raíz del diente, la parte ósea de la encía continua retrocediendo y se pueden producir ya pérdidas dentales).
Se trata, además de una enfermedad que cursa de forma silenciosa y durante mucho tiempo no manifiesta signos evidentes (con lo que no podemos apreciar a simple vista qué está ocurriendo en la boca de nuestro gato), hasta en los estadíos ya avanzados que es cuando se presentan claramente los problemas de salud como
  • Halitosis (mal aliento).
  • Enrojecimiento y degeneración de las encías.
  • Molestias y dolor para el gato al alimentarse.
  • Pérdida de apetito (anorexia).
Como se ve, no se trata de un problema “menor”, ya que la enfermedad periodontal puede perjudicar seriamente la salud de tu gato.
La enfermedad periodontal en gatos: 3 cosas que hay que saber
2. ¿Cómo podemos prevenirla?Al ser un una enfermedad que no muestra síntomas clínicos claros desde su inicio, la prevención es uno de los factores determinantes para evitarla o frenar su desarrollo.
  • Para promover una buena salud bucodental de tu gato es aconsejable mantener una correcta higiene oral. Ya se sabe que a muchos gatos no les gusta que se les cepillen los dientes, por lo que habrá que acostumbrarles desde pequeñitos.
  • Realizarle revisiones veterinarias periódicas y profilaxis (limpieza) dental, si el profesional lo estima oportuno.
La enfermedad periodontal en gatos: 3 cosas que hay que saber

3. ¿La alimentación puede favorecer una buena salud dental?Los gatos tienen un comportamiento alimentario muy particular ya que comen de siete a veinte veces al día en pequeñas cantidades, y se estima que el tiempo medio que emplean en cada toma es de dos a tres minutos, por lo que están muy expuestos al riesgo de formación de placa y sarro.
Proporcionarle un pienso específico, formulado teniendo en cuenta esta especial sensibilidad puede ser muy beneficioso para contribuir a su buena salud oral.
  • Con el aporte de vitamina C fosforilada (Sodium ascorbyl phosphate), polifosfato que ha demostrado científicamente su eficacia en la reducción de la formación de placa y piedras de sarro y mejora significativamente los casos de gingivitis, ya que se trata de un agente quelante que “captura” de forma natural el calcio presente en la saliva e impide que se fije al diente, por lo que previene la formación de sarro. Posteriormente este calcio capturado se libera en el tracto digestivo y se absorbe en las microvellosidades contribuyendo al desarrollo del esqueleto y la formación de huesos fuertes.
  • Combinada con la presencia de polifenoles de té verde (Camellia sinensis), ya que se ha comprobado científicamente que los extractos de té verde poseen un notable efecto antibacteriano a nivel bucal y contribuyen a frenar la formación de placa y el desarrollo de halitosis.
  • Contacta con nosotros para saber qué pueden hacer los productos ARION para ayudarte a mantener la salud y el bienestar de tu gato.

4 de febrero de 2017

ESTUPENDO A CUALQUIER EDAD, ¿EL SECRETO?


ESTUPENDO A CUALQUIER EDAD, ¿EL SECRETO?
Nuestro gato siempre será nuestro pequeño pero, aunque dé la impresión de que el tiempo no pasa por él, es inevitable que viva cambios propios del envejecimiento. A partir de los 7 años, el equivalente aproximado a 50 en el ser humano, se empiezan a producir los primeros cambios asociados a la edad, que se hacen evidentes a partir de los 10-12 años.
A partir de los 10-12 años: tenderá a dormir más y a jugar menos al tener las articulaciones más sensibles, empezaremos a verle pelos grises y blancos algo más secos y con menos brillo, puede sufrir cambios de peso y padecer problemas cognitivos como la pérdida de orientación. Además, determinadas enfermedades suelen surgir con mayor frecuencia en los gatos mayores, como la diabetes, la insuficiencia renal o las enfermedades articulares, dentales y cardiopulmonares, así como tumores. 
¿Quieres saber el secreto para garantizar que nuestro gato viva mejor, esté sano y se mantenga activo, también en su edad madura? Utiliza estos sencillos trucos:
- Juega con él: le ayudarás a mantener su peso ideal, pero adapta las actividades a su edad. Busca los que permitan estimular sus reflejos y juega más a menudo durante períodos más cortos.
- Adapta su entorno: si tu mascota tiene dificultades de movilidad, facilítale el acceso a sus espacios habituales, hazlos más cómodos poniendo cojines y ayúdale a alcanzar alturas apetecibles como el sofá.
- Evítale sobresaltos: los gatos mayores toleran mal los cambios en su rutina como las mudanzas, los viajes, el ruido, la compra de muebles nuevos o la llegada de otros animales a la familia.
- No le quites ojo y toma medidas de higiene específicas atendiendo a diferentes aspectos:
  • Cepillado: puedes eliminar bolas de pelo y detectar problemas de salud de forma prematura como zonas sin pelo, parásitos, arañazos, etc.
  • Ojos: atención a los posibles lagrimeos o problemas con el tercer párpado. 
  • Oídos: comprueba que estén limpios siempre. Ajusta la frecuencia de su limpieza a las necesidades propias de tu gato. 
  • Boca: revisa su dentadura; entre otras cosas, debes controlar la placa dental y el sarro. 
  • Uñas: la disminución de su actividad hará necesario cortárselas, ¡aprende cómo!
  • Arenero: presta atención a si bebe agua y la elimina o si existe algún otro problema con sus heces.
- Dale la alimentación que necesita. Sus necesidades nutricionales varían y vendrán determinadas, además de por su edad, por el estilo de vida que lleve y otras sensibilidades. Para los gatos mayores, las gamas de alimentos Feline Health Nutrition y Vet Care Nutrition Cat de Royal Canin, de alta precisión nutricional, proporcionan los mejores nutrientes de alta calidad específicamente seleccionados para preservar y mantener su condición física, siendo además muy apetitosos.
A PARTIR DE LOS 7 AÑOS
Encontrarás variedades formuladas para mantener su vitalidad ayudándole a hacer frente a los primeros efectos de la edad, paliando el exceso de peso y ayudando a mantener la salud de piel, pelaje y articulaciones. 
En tu tienda especializada, podrás encontrar alimentos completos y equilibrados. Si tu gato no sale de casa, te recomendamos INDOOR 7+; si por el contrario, tiene un acceso frecuente al exterior y es bastante activo, la mejor opción es OUTDOOR 7+. Además, si está esterilizado, encontrarás una opción específica para ayudarle a mantener su peso y salud renal: STERILISED 7+. Y, ¿qué gato puede resistirse a unas finas láminas en salsa o gelatina? Si prefiere los alimentos húmedos, escoge una variedad capaz de mantener su vitalidad con un perfil macronutricional óptimo, como INSTINCTIVE +7 y INSTINCTIVE +7 IN JELLY 
En tu clínica veterinaria, podrás pedir productos específicos para su edad, aunque no presente aún signos de envejecimiento, te recomendamos SENIOR CONSULT STAGE 1 y SENIOR CONSULT STAGE 1 HÚMEDO.
A PARTIR DE LOS 12 AÑOS
Escoge variedades con un aporte energético adaptado más palatables, que combatan el envejecimiento celular, estimulen su apetito, controlen su peso y ayuden a mantener sus funciones cognitivas y renales de forma óptima.
Pregunta en tu tienda especializada por AGEING +12  y AGEING +12 IN JELLY, que contienen un complejo de antioxidantes patentado, EPA/DHA y triptófano reconocido por sus efectos apaciguantes, y por AGEING STERILISED 12+, que además incluye  un nivel reforzado de ácidos grasos esenciales. Cuando acudas a tu clínica veterinaria, te recomendamos que elijas un producto adecuado para gatos con signos de envejecimiento más evidentes, con unos nutrientes capaces de responder a sus necesidades específicas, como SENIOR CONSULT STAGE 2 y SENIOR CONSULT STAGE 2 HÚMEDO.
Si le cuidas siguiendo estos trucos, podrás compartir mucho más tiempo de calidad con tu mascota. 

4 de octubre de 2016

Guía Para Interpretar El Lenguaje De Los Gatos


¡Toma nota!

Posición de cola empinada: Los Gatos menean su cola de ida y vuelta mientras se posicionan para el ataque perfecto.

Rodar hacia atrás y adelante: Tu gato está mostrando sumisión o invitándote a jugar.

Poner su cola en la cara de otro gato: la inhalación de cola es normal en el mundo de los felinos, es su forma de decir a los gatos ¡hola!

Ojos entrecerrados: Los gatos entrecierran sus ojos cuando están a gusto, por lo que este es un signo de confianza. Trata de parpadearle lentamente cuando él también lo haga, como un gesto de confianza.


Los gatos duermen en círculo para conservar el calor corporal. ​

Sentados sobre sus patas:  Los gatos meten sus patas debajo de ellos cuando se sienten seguros, y también cuando quieren conservar el calor de su cuerpo.
Una pierna extendida: Esto sólo hace que la limpieza sea mucho más fácil para tu gato y, por supuesto, para mostrar su gran flexibilidad.

Mirando al vacío: Los gatos tienen sentidos agudos, por lo que probablemente habrá visto una mosca o una mota de polvo.
Exponiendo su vientre: Si un gato deja que le toques su vientre, seguramente es que confía mucho en ti, ya que esta es la parte que más protegen y a su vez la más expuesta. 
Dormir en cajas: Los gatos son conscientes a la hora de protegerse a sí mismos, y por lo tanto encuentran muy seguro dormir en espacios confinados. Un cuadro es exactamente eso.
   
Un "abrazo" o "mordida": Morder o luchar contra ti no es  realmente una señal de agresión, sino de alegría. Ellos, mientras juegan, olvidan que no tenemos la piel adecuada para protegernos de sus dientes y garras.
Chasquear a las aves que están afuera: El chasquido o parloteo es un sonido que hacen los gatos cuando están concentrados en un objetivo para cazar, a menudo lo hacen debido a la frustración que sienten al no poder llegar a ella.
Sentarse en tu computador: los gatos aman los lugares cálidos, y además molestarte un poco.
Difíciles de encontrar: Los gatos son buenos en la clandestinidad, y excelentes a la hora de encontrar buenos escondites para permanecer un rato, así sea tan solo unos minutos. Sé paciente, vendrán tarde o temprano.